Darleyn y su hija Fernanda

0

Mi nombre es Darleyn Caballero Vásquez, madre de Fernanda Carvajal Caballero, usuaria medicinal desde hace tres años, madre cultivadora, miembro activa de Fundación Mamá Cultiva, psicóloga de profesión.

Fernanda tiene un diagnóstico de Epilepsia Refractaria, Retraso Cognitivo asociado, Trastorno Severo del Habla y Trastorno de Conducta. Desde los 2 años de vida fue tratada con anticonvulsivantes con el objetivo de control de sus crisis de epilepsia, recibió distintos fármacos administrados en dosis máximas, sin lograr que su cuadro neurológico se compensara. Esta descompensación se hizo crónica  y se convirtió en una epilepsia refractaria durante largos 18 años, lo que significó un grave deterioro en su salud en todas las áreas. Siendo el periodo de mayor dificultad del manejo de su enfermedad cuando inició su pubertad.

Como tantas madres, como tantos padres, como tantas familias enteras, iniciamos una búsqueda en la medicina alternativa debido a que la medina tradicional no logró darnos respuesta. Recorrimos un largo camino, probando distintas medicinas sin mayores avances. Nuestra hija cada vez más deteriorada y toda nuestra familia también, hasta llegamos a estar en situaciones de riesgo vital debido a las grandes alteraciones conductuales que presentaba. La desesperación se hizo presente y la convicción de que existiera algo que pudiera devolver la salud a nuestra hija se perdía.

En este transitar,  recibí una información de una página web, que hablaba de cannabis y sus resultados positivos en una niña con Síndrome de Dravet, sus avances en reducción de  crisis epilépticas y su rehabilitación. Desde ahí comenzó nuestra investigación, conocimos la existencia de la Fundación Mamá Cultiva, recibimos una acogida inmediata y la información necesaria para iniciar el proceso de recuperación de la salud de Fernanda,  sin retrocesos.

Fernanda actualmente no presenta crisis de epilepsia, su cuadro neurológico está absolutamente controlado, desde hace 4 meses no toma ningún anticonvulsivante y su medicina de primera línea es Cannabis.

La calidad de vida de nuestra Feñy ha mejorado en un 100% y la de nuestra familia también.

Estoy absolutamente segura, que la activación de su sistema endocannabinoide ha producido que toda terapia que reciba logre efectos positivos. Por lo que estamos seguros que la rehabilitación de nuestra hija será total.

Estamos eternamente agradecidos de esta planta, cannabis  nos devolvió la esperanza, la salud y la rehabilitación de nuestra hija. Cannabis es nuestra medicina.

 

About Author

Leave A Reply